Triciclos para Niños Discapacitados o Triciclos Adaptados

Montar un triciclo ofrece diversión y es una actividad terapéutica que permite a los niños trabajar sus extremidades inferiores a través de movimientos de ciclismo (flexión y extensión). Este rango de movimiento es crucial porque, a menos que se extiendan por completo, los músculos no son capaces de mantener el ritmo de crecimiento de los huesos.

Las contracturas incapacitantes son una consecuencia de la inmovilidad.

Además de favorecer que los músculos y huesos crezcan al mismo ritmo, la bicicleta tiene el beneficio adicional de fortalecer el desarrollo del control motor. En un triciclo Rifton, el niño participa a la medida en que su capacidad lo permita. Con el tiempo, se mejora la fuerza de los cuádriceps, extensores de la cadera y los músculos del tobillo, así como una mejor estabilización del tronco y el equilibrio.

Mostrando todos los resultados (6)