Colchones Antiescaras

Los colchones antiescaras ayudan a las personas a prevenir la formación de úlceras por presión, también conocidas como úlceras por decúbito.  Cuando los pacientes están confinados en cama, la falta de movilidad y movimiento inhibe la circulación.  El contacto constante entre el cuerpo y el colchón crea puntos de presión que pellizcan los diminutos vasos sanguíneos, cortando el suministro de oxígeno y nutrientes a la piel y a los tejidos subyacentes.

Objetivo de los Colchones Antiescaras


Todos los colchones anti decúbito o antiescaras, independientemente del tipo, tienen un efecto similar, es decir

mejora la circulación sanguínea;
alivio de la tensión muscular;
son un método profiláctico para los trastornos del sistema nervioso central;
prevención de problemas del aparato locomotor;
contrarrestar la aparición de úlceras y heridas en la piel;
acción de masaje.

Mostrando 1–12 de 37 resultados




El colchón anti-decúbito o antiescaras es un dispositivo médico especial que se utiliza para personas con inmovilidad total o parcial. El propósito principal del colchón - medidas preventivas en riesgo de formación de áreas con piel muerta.

La piel muerta o las úlceras de decúbito pueden aparecer por cualquier pliegue o irregularidad en la superficie de la cama, si la persona observa constantemente el reposo en cama. Las escaras se forman debido a la deformación y compresión a largo plazo de los capilares elásticos. Incluso un estado estacionario a corto plazo, a partir de las 2 de la tarde, rompe inmediatamente el flujo sanguíneo, y esto es el riesgo de necrosis de la piel. Una posición tumbada más larga resulta claramente en daño a la piel y a las úlceras de decúbito.




Contraindicaciones e indicaciones de uso

El producto médico se recomienda no sólo para pacientes encamados y discapacitados, sino también en los siguientes casos:
cuando una persona es débil;
la vejez.
Para estas categorías, el colchón es una medida preventiva contra condiciones no deseadas, si una persona ha estado en la cama durante mucho tiempo.
En algunos casos no se recomienda el uso de un colchón anti decúbito, es decir:
Sobrepeso. En este caso, el efecto del producto puede reducirse completamente a cero debido a la tensión excesiva en la superficie del colchón.
Lesiones de columna, especialmente si la médula ósea está afectada, patologías en las que, por el contrario, se requiere una fuerte fijación de la espalda a una superficie dura.
No se puede utilizar un colchón y en presencia de tracción cervical esquelética. En este caso existe un gran riesgo de que la condición del paciente empeore.



Tipos de colchones antiescaras y el principio de su acción


Antes de decidir cuál es mejor para elegir un colchón antiescaras, usted necesita entender los tipos y principios de su acción.
Por el principio de acción, los colchones estáticos y dinámicos se distinguen.

Colchones Antiescaras Estáticos


Los productos se caracterizan por una estructura fija. La superficie es celular, lo que le permite minimizar la carga en aquellas partes del cuerpo donde hay problemas. El efecto preventivo se consigue gracias a la distribución uniforme de la carga.
Un producto médico de este tipo no requiere fuentes de energía adicionales, repite completamente la estructura anatómica del cuerpo humano.

Estos colchones se utilizan para personas con protrusión o movilidad parcial, es decir, para el tratamiento de pacientes que pueden moverse de forma independiente y cambiar la posición del cuerpo en posición tumbada.

Los colchones de este tipo son muy similares a los modelos ortopédicos normales, pero tienen un mayor grado de rigidez. Puede ser de poliuretano o tener una base de gel. El colchón de gel no tiene aire en su interior que le permite distribuir uniformemente la presión sobre toda la superficie.

Colchones Antiescaras Dinámicos


Colchones anti-decúbito para pacientes postrados en cama Tipo dinámico recomendado para uso en cama completa. El principio básico es la presión variable debida al compresor. Este principio permite conseguir un efecto de masaje en casi todas las zonas que están en contacto con la superficie del colchón.

Hay dos tipos de colchones dinámicos:

tubular;
celular.
El primer tipo consiste en cilindros individuales que se llenan de aire. El principio de funcionamiento es cambiar la presión en estos cilindros. El movimiento del aire ocurre cada 6-12 minutos.
Los colchones celulares se asemejan a los panales de miel. En lugar de cilindros, el producto se divide en muchas celdas que se llenan alternativamente con aire.
La principal diferencia entre los colchones celulares y tubulares (de balón) en su uso y los materiales utilizados para su fabricación. El tipo celular es adecuado para la profilaxis en caso de llagas por presión de primer o segundo grado. Estos colchones son de PVC y están destinados a pacientes con un peso no superior a 120 kg. Diseñado para uso doméstico.
El tipo de globo se utiliza incluso en el período postoperatorio. Adecuados para la profilaxis de cualquier grado de llagas por presión, por lo que se utilizan con mayor frecuencia en instituciones médicas. El dispositivo médico se puede utilizar parcialmente, es decir, si es necesario, se pueden desactivar cilindros individuales. En la mayoría de los casos, los colchones son de tejido engomado, lo que permite su uso para tratar a personas con un peso elevado, de hasta 170 kg.

Hay colchones antiescaras dinámicos con función de soplado. Se recomienda su uso en pacientes con quemaduras o sudoración. El flujo de aire no significa que en el sentido directo del colchón tenga un sistema de ventilación completo. Todo es mucho más sencillo, hay pequeños agujeros en las celdas, que son hechos por el fabricante con un láser, y el aire es "soplado" a través de ellos. El resultado es el efecto de secado y aireación.

Caracteres cualitativos
El colchón anti decúbito debe corresponder necesariamente a las dimensiones totales de la cama. Esto permite al paciente asegurar una circulación de aire normal y evitar daños al dispositivo médico.
Si una persona tiene sudoración excesiva o vive en un clima cálido, es mejor dar preferencia a los productos soplados. Esta característica le permite no acumular el exceso de humedad en la superficie del colchón y en la propia piel, incluso refresca ligeramente el cuerpo.
Cuando las oportunidades financieras lo permiten, es mejor dar preferencia a los modelos de poliuretano que permiten ajustar la presión y cambiar los ciclos.

¿Necesita ayuda para decidir?

Cómo elegir el mejor colchón de alivio de presión

Llámanos y Contacta con tu especialista 91 498 07 53