Bandas y Fajas

Hay tres razones terapéuticas principales para el uso de los Bandas y Fajas en la práctica ortopédica:

Apoyo para el alivio del dolor o la molestia
El dolor en las áreas sacroespinales o cervicodorsales puede aliviarse o aliviarse con el apoyo de los músculos tensos para desalentar los movimientos llamados espasmos musculares, que podrían agravar una lesión de las articulaciones o de los tejidos blandos.
Limitación del movimiento o inmovilización parcial
Cuando el movimiento de cierto tipo o grado causa dolor, una banda o fajas con o sin refuerzo puede ser de utilidad al restringir el movimiento de la espalda a un grado permisible hasta que el tratamiento de fisioterapia y los ejercicios prescritos puedan controlar los síntomas recurrentes.
Control de la postura incorrecta evitando la asunción de una mala posición segmentaria por fatiga.
Para mantener un correcto equilibrio corporal y evitar la recaída en los antiguos malos hábitos posturales, así como para aliviar la llamada tensión postural.

Mostrando 1–12 de 17 resultados