Bipedestadores para Adultos

Los bipedestadores para adultos son los dispositivos médicos diseñados para mantener en pie a todos aquellos pacientes que por si mismos no son capaces de hacerlo por diferentes patologías: daños cerebrabrales, lesiones de toda indole,..

Los bipedestadores para adultos y mayores pueden ser manuales, o eléctricos, e incluso existen modelos que además de verticalizar al usuario le permiten traslados en horizontal para desplazarse una vez erguido.

Todos los médicos y  entidades de primer orden en el mundo de la salud, acreditan los enormes beneficios de las terapias de verticalización, y los beneficios directos de estar de pie sobre los individuos.

Mostrando todos los resultados (9)


Sistemas de verticalización


Existen diferentes sistemas de verticalización para pacientes que no pueden mantenerse de pie por si solos, en el Servicio Daño Cerebral los más utilizados son el plano inclinado y el bipedestador. Elegimos uno u otro en función del estado del paciente.

El plano inclinado es una camilla eléctrica que permite verticalización progresiva, se usa en pacientes que han estado mucho tiempo encamados, pacientes vegetativos o en estado de mínima conciencia. Es el sistema que elegimos para iniciar la verticalización, ya que es más adecuado para prevenir la hipotensión ortostática derivada del encamamiento prolongado.

El bipedestador permite poner al paciente directamente en la posición bípeda, se usa en pacientes que tienen mejor control de tronco y en aquellos con menor riesgo de hipotensión ortostática.

Ambos tienen unos anclajes y sistemas de sujeción que mantienen al paciente en la posición, sin riesgos de caída.

La bipedestación es la acción consistente en estar erguido sobre las dos piernas. Aporta una serie de beneficios a las personas con discapacidad o una alteración en su salud que debemos tener en cuenta, algunos de estos beneficios son los siguientes:

. Proporciona alineación anatómica.

Alienando tronco y extremidades.

2. Activa la circulación sanguínea.

Reduce el riesgo de hipertensión ortostática.

3. Ayuda a una adecuada mineralización ósea.

Mantiene el contenido de calcio, previene osteoporosis y fracturas.

4. Previene el estreñimiento y facilita la evacuación de vías urinarias.

Aumenta la actividad intestinal, siendo un factor influyente en la peristalsis y previene las infecciones de las vías urinarias.

5. Previene úlceras por presión.

Pudiendo utilizarse como un cambio postural.

6. Previene retracciones musculares.

Y contracturas al prevenir el acortamiento de las partes blandas.

7. Mejora en las vías respiratorias.

Permite expandir los pulmones en su totalidad y aumenta el consumo de oxígeno. Previene infecciones respiratorias.

8. Mejora la musculatura antigravitatoria.

Ayudando a incrementar el tono y la fuerza.

9. Incrementa el arousal y la exploración del entorno en pacientes de mínima conciencia.

En bipedestación aumenta el campo visual por lo que la persona recibe mayor información y estímulos del medio.

10. Aporta beneficios psicológicos.

Ya que favorece la relación con el entorno, tanto físico como social, por lo que influye positivamente en la autoestima.